miércoles, 18 de mayo de 2011

Dublín, ciudad con gente cálida y una nueva forma de vida

Pedro Tormo consiguió una beca MEC para irse a Dublín durante un mes. Tras la finalización del curso y la estancia en una familia decidió quedarse a vivir allí. “Los irlandeses son gente más próxima a nosotros; más cálida, más dispuesta a iniciar una conversación, en general nos suelen recibir con los brazos abiertos”, cuenta es chico de 26 años que tras graduarse en Ingeniería Industrial decidió aprovechar su beca para adentrarse en el terreno de la hostelería.

“Después de varios años de trabajo en una empresa de patentes en Madrid decidí apostar por otra forma de vida, gracias al curso conocí gente muy abierta de todo tipo de nacionalidades y lo mejor de todo es que conseguí formar mi primera pandilla, durante mi adolescencia éramos muy poco amigos como para llamarlo pandilla”, explica con disfrute Pedro.

Su consejo a la hora de explorar la noche con los amigos es visitar el mítico Temple Bar (situado en el barrio viejo donde encuentras a visitantes de todo el mundo), es una de las zonas más concurridas de la ciudad.

Una característica que asombra es que la Universidad Trinity College, de estética medieval y de las más conocidas en toda Europa, se encuentra en el corazón de la ciudad. Justo enfrente de la entrada de la Universidad se encuentra la también conocida estatua de Molly Malone, tradicional de Dublín. Se cuenta que era una mujer que de día trabajaba como pescadera y de noche era dama de compañía de estudiantes y profesora del Trinity college.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada